Cómo vender tus servicios como Coach o Terapeuta haciendo Facebook Lives

🎙 ¿Preferís escuchar lo que dice este artículo? Dale Play al Podcast 🎧

Te voy a ser claro: Facebook y su alcance son un desastre. Hace rato que las Fanpages tienen poca relevancia orgánica y ya casi no vemos las publicaciones de las páginas en nuestro muro.

Si no pagás a Facebook para que te mueva tu publicación, más vale que ni gastes energía en publicar en allí.

Eso no quita el hecho que tu mensaje debe estar alineado con lo que necesita tu público ideal, de lo contrario ni poniéndole tres millones de dólares tus publicaciones van a ser relevantes.

Pero hay una herramienta que hace tiempo es el presente y futuro: los Facebook Lives.

La vedette de la comunicación online es el formato video y eso es una verdad más grande que el dulce de leche. Y en esta red social, servirse de esta tendencia va a ayudarte a tener más visibilidad, mayor engagement y mejores conversiones (+ engagement + conversiones = + clientes)

 

¿Por qué hay que humanizar el mensaje?

 

 

Ya lo sabés: en un mundo tan lleno de automatizaciones, bots, información generalista, códigos y pixeles, lo humano es lo que “mejor paga”.

Cuanto más humanices tu mensaje, más sensación de cercanía vas a tener con tu audiencia. Y eso es lo que va a generar confianza de tu público hacia vos y, por ende, posibilitará que lo conviertas en cliente.

Y más, mucho más, si trabajás el desarrollo personal ¡Puf! Vos que acompañás a personas en procesos de terapia o de coaching, que las personas tengan la chance de verte, escucharte y sentirse escuchadas, es una de las mejores estrategias de comunicación que podés implementar.

Hay un salto cuántico entre la palabra escrita y la palabra hablada.

La escritura, como estrategia de comunicación, es la tecnología base de tu mensaje. Eso ya lo sabemos. 

Pero la palabra hablada, el sonido de tu voz, las expresiones de tu rostro, ese “cara a cara” virtual acorta esa distancia entre vos (marca personal) y la otra persona. Permite darle a tu mensaje una cadencia, una tonalidad, cierto ritmo; te hace diferenciar del resto y permite que muestres eso que te hace única.

Preguntante vos como usuaria, como una persona que también consume contenidos: ¿qué te genera ver por video a esa persona referente y que seguís por todo lo que te aporta?

 

Antes de decidirte si hacer o no Facebook Lives pregúntate:

 

 

👉 ¿Mi público está en Facebook? Puede suceder que seas Coach de Carrera y tu público ideal está buscando cambiar de trabajo o intentando reinsertarse en el mundo laboral luego de, por ejemplo, haber sido madre. Si bien este público está en Facebook, tal vez el fuerte de su presencia para este fin sea LinkedIn.

¿Qué quiero decir con esto? Que no porque sea el hit del momento, a vos también te servirá. Entonces, está de más decirte que tenés que tener claro en qué canales de comunicación se encuentra tu Cliente ideal

 

👉 ¿Mi público consume Live Streaming? Puede ser que te dirijas a mujeres de más de cincuenta años y por ahí no estén tan tecnologizadas, entonces es probable que no asistan a los Lives.

De nuevo, es importante si tu público tiene un mínimo de información sobre el lugar dónde consumir información.

 

👉 ¿Yo resueno con el Live? Como todo, las estrategias a implementar deben estar alineadas con lo que a vos te guste hacer. Sea que te dé miedo o no, que hayas o no hecho, la idea es que no sientas ese mandato de “lo tengo que hacer”. Parece obvio lo que te digo, pero créeme que trabajo con muchas clientas que por querer seguir ciertas fórmulas “porque a otros le funcionan”, lo único que hace es bloquearla y dejarlas en una inacción que hace que no hagan nada. Esto es una gran fuente de frustración y desmotivación.

Vamos… que estás llevando adelante TU proyecto personal. Si no hacés lo que te gusta y te divierte acá ¿dónde lo vas a hacer?

 

Del Video grabado hacia la transmisión en vivo – Recomendaciones si nunca hiciste un Live

 

 

Y sí, yo sé que si nunca lo experimentaste puede dar un poco de miedo. Sobre todo, sentirte expuesta

Porque es en vivo, porque sale tu cara, tu voz y todo eso que tenés para decir y que no sabés si lo vas a expresar bien y si la gente te va a ver y si te equivocás y si no sabés qué decir y si te congelás y si sos un desastre y si y si y si…😱😨

Sí, ya sé: genera miedo si nunca lo hiciste.

Por eso te recomiendo que el paso que vayas a dar sea hacia tu zona de aprendizaje y no a la de pánico.

 

¿Cómo hacer entonces si nunca hiciste un Live?

 

🌟 Comenzá por lo simple. Grabate con tu cámara del celular o de la computadora y ensayá. Subí algún video grabado a tu comunidad, más que nada para ir rompiendo el cascarón de la exposición a “cara lavada”

 

🌟 Amigate con la tecnología y tu palabra. Creá un grupo secreto o una Fanpage sin publicar, en el que estés solo vos. Transmití y probá, no solo la tecnología, sino vos hablando dentro del ecosistema de Facebook y, más importante, cómo es eso de hablar vos sola sin diálogo mediante.

Cuando me refiero a “sin diálogo” quiero decir que no estás hablando con otras personas cara a cara. Porque cuando transmitís en vivo sí se genera un diálogo entre vos y tu audiencia, pero la diferencia es que ellos te hablarán vía comentarios escritos y serás vos la que lo lea en voz alta. Entonces, es practicarte en sostener el sonido unilateral de tu voz

 

🌟 No esperes a tenerlo todo. Que necesito comprar el micrófono tal. Qué la cámara HD de no sé qué. Que la iluminación de no sé cuánto ¡Olvidate de tener la mejor tecnología! Eso es pura procrastinación.

¿No tenés micrófono? Usá el de los auriculares que vienen con tu teléfono móvil ¿No tenés la super cámara? La que viene con tu laptop o bajate alguna app que te permita usar el teléfono como webcam ¿Iluminación? Una ventana con luz natural.

Que la herramienta no sea la escusa. Como dijo un paisano en mi tierra: “es el indio y no la flecha”

 

🌟 En lo posible, no comiences sola. Si tenés colegas con las cuales puedas transmitir en conjunto, puede ayudarte al miedo de estar vos sola frente al público. Y si el público pertenece a esa otra colega, mejor.

 

De todo lo que se trata es que comiences con el hábito y a internalizar la práctica. Así, el salto desde la zona conocida a la desconocida se hace de manera más cómoda y gradual.

 

Estrategias que podés llevar a cabo si ya estás haciendo Lives

 

 

Vamos a detenernos en pensar la estrategia de un Live y las acciones que podés llevar a cabo para hacer un Facebook Live de la mejor manera:

 

📢 ¿De qué vas a hablar? – Definí una temática clara y que apunte a las necesidades de tu público. Esto despertará mayor interés y las personas sabrán el por qué deben estar en frente a la pantalla cuando transmitas. Una buena práctica es preguntarle directamente a tu audiencia sobre qué quieren que hables.

 

📝 Escribí un guion – Ese miedo a “¿Y qué pasa si me quedo sin saber qué decir en medio del Live?” se termina si antes te hacés un guion. No es necesario que escribas letra por letra lo que vayas a decir, pero sí un script con las temáticas principales que te permitan llevar un orden y un flow adecuado.

 

🔎 Elegí dónde vas a transmitir – Puede ser en tu Perfil Personal, Fanpage, Grupo o Evento. Si querés generar visibilidad y alcances orgánicos, en tu Fanpage sería la mejor opción. Si apostás a tener un grupo más fidelizado y que tenga un diferencial, entonces sería ahí el lugar.

 

¿Y qué podés hacer mientras estás transmitiendo?

 

 

📌 Comenzá desde el minuto cero – Veo muchas transmisiones en donde las personas comienzan el Live y se quedan ahí, sin decir mucho: Se paran a aprontar el mate o el café. Salen del plano y queda la pantalla enfocando esa planta a medio regar.

Esperan, dicen cosas en slow motion como: “buenooo, vamossss a… esperar aaaa que llegue másssss geeeente” y esas cosas.

Te recomiendo que ni bien comiences a transmitir, ya introduzcas el tema, des la bienvenida o lo que sea que tengas escrito en el guion. Por respeto a quienes ya están y porque si yo soy tu audiencia y te pasás cinco minutos boludeando ahí frente a la pantalla, me voy a ir a mirar videos de gatitos por ahí.

 

📌 Recapitulá las temáticas – Sucede que mucha gente se va a ir enganchando a medida que pasen los minutos. Entonces es buena estrategia retomar cada cierto tiempo lo que ya venís hablando.

Por ejemplo: “Si recién llegás, ya hablamos de dos temas: El tema uno, que dijimos tal y tal cosa. Y el tema dos, que nombramos tal y tal otra”

Así, en treinta segundos, vas a poder ser capaz de enganchar a las personas que te agarraron a mitad de camino.

 

¿Cuántas veces te quedaste sin ideas? ¿Aún estás publicando cuándo te baja la inspiración?

 

Descargá esta guía para descrubrir tu cliente ideal, qué le interesa y, así, generar ejes temáticos que se convertirán en tus futuras publicaciones

¿Sobre qué puedo escribir y cómo organizo mis publicaciones en las Redes Sociales?

 

📌 Mostrate natural – La gente acude porque quiere aprender algo de vos, eso es claro. Pero es una transmisión en una Red Social, no tiene que ser un discurso para el Forum de Harvard (si es que tal cosa existe).

Mostrate tal cual sos, cercana y transparente. Siempre con buena onda pase o que pase.

Importante:  a veces sucede que la tecnología no acompaña: se corta o no se escucha o no se ve o lo que sea. Puede llegar a ser frustrante, pero mantené la buena onda y no transmitas la frustración a tu audiencia. Eso se nota y hace que pierdas público. Una recomendación es preguntar, al principio, a tu audiencia si se escucha y se ve bien.

 

📌 Dialogá con la gente – Cuando te están viendo, la gente te va a comentar. Buscá el equilibrio entre el diálogo y el exponer tu presentación.

Un recurso que acerca mucho es leer el comentario de la persona y llamarla por su nombre. “María González pregunta si tal cosa”, “Aquí Roberto Pérez dice que tal y tal cosa”.

Si alguien te hace una pregunta y ves que aún no es momento de contestarla, hacé una brevísima pausa y decí “María, es una buena pregunta. Me la anoto y en un ratito te la respondo”, algo que la persona que preguntó se sienta escuchada y la enganche hasta el final (porque va a estar esperando la respuesta)

 

📌 No pasa nada si no hay gente – Muchas veces he notado frustración en clientas que transmiten y hay cero o muy poca asistencia. Cuando esto sucede, la tendencia es terminar muy rápido la transmisión ¡Error! Seguí tu planificación y hablá como si le estuvieses hablando a ese Forum de Harvard. Tal vez haya uno o dos mirándote, esas personas merecen que las honres y des lo mejor.

Además, la grabación quedará y luego podés difundirla para que la vea más gente.

 

Tu Live como disparador de tu embudo de ventas

 

 

Este capítulo era un punto del capítulo anterior, pero lo he separado por que siento que es el ABC de todo live.

En realidad, el ABC de toda estrategia de Comunicación es que todas las acciones estés enfocadas al camino que lleve a la conversión

Por eso, si bien está pensado para conectar con tu público, generar confianza y todo lo anterior que te mencioné en este artículo, tu live puede llegar a ser un arma de conversión masiva pero solo si sos estratégica y lo orientás a ello. Tenés a tu público ahí, cara a cara, aprovechá a vender (¡que no sos una ONG!).

 

¿Cómo? De varias maneras:

 

🔥 Un Live con un Llamado a la Acción concreto – Hables de lo que hables, es recomendable que invites a las personas a que tomen alguna acción: que te sigan en tu Fanpage, que se descarguen un LeadMagnet, que tomen una llamada de Claridad (esto es una llamada para que vos le vendas tus servicios) o que compren tu programa.

Si bien lo podés ir diciendo en medio de la transmisión, es bueno remarcarlo o dejarlo para el final cuando están las personas que, supuestamente, se quisieron quedar hasta el final porque les interesó tu Live (es más, si ves que al final no baja la cantidad de audiencia, vos seguí vendiendo).

 

🔥 Una serie de Lives temáticos – Una manera de saber qué temáticas enganchan más a tu público y qué llamados a la acción son más efectivos, es crear una serie de tres o cuatro Lives a lo largo de cierto período de tiempo.

Esto da una sensación de “curso” o “seminario”. En cada Live podés ofrecer un llamado a la acción específico.

Por ejemplo:

Live 1 – Cómo vencer el miedo a emprender – Llamado a la acción: ejercicio

Live 2 – Por qué hay que crear un modelo de negocios para emprender –  Llamado a la acción: Pdf con los pasos para crearlo

Live 3 – Cómo crear una agenda de trabajo para emprendedores – Llamado a la acción: Agenda de llamada de claridad para vender tu programa

También pueden estar pensados como parte de un Lanzamiento al estilo Product Launch Formula (algo que sería para un post entero que prometo escribir algún día)

 

🔥 Para entibiar tráfico antes de un Webinar – Un modelo de embudo bastante simple y efectivo es hacer un Facebook Live anterior a un Webinar.

Supongamos que vas a hacer un Webinar sobre 5 claves para gestionar tu tiempo. Entonces, podés hacer un live unos días antes para precalentar a tu público sobre el por qué no estás teniendo tiempo libre para tus hobbies.

Es decir ¿la temática central del Webinar es una solución a cierto problema? Entonces el Live puede ser la presentación de ese problema y qué se está perdiendo la persona por tenerlo.

Por supuesto que una vez termines el live, abrís el camino para que la gente se suscriba al Webinar donde, además de hablar de la solución, vas a tener preparada una gran sorpresa (sí, porque en el Webinar le vas a vender tu propuesta de valor).

 


GUARDÁ Y COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO EN PINTEREST


 

La idea es que vayas probando, que sepas que el segundo Live va a ser mejor que el primero, que el tercero mejor que el segundo.

Que sepas qué temáticas convierten mejor, a qué hora, en que lugar (si en tu grupo o en tu Fanpage), etc.

¿Ya estás haciendo Lives? ¿Qué no estabas implementando con respecto a lo que leíste? ¿Qué otras estrategias te funcionan? ¿Te quedaron dudas?