Cómo convertir a tu público en clientes si sos Coach o Terapeuta

🎙 ¿Preferís escuchar lo que dice este artículo? Dale Play al Podcast 🎧

Sos profesional de la ayuda: Coach, Psicóloga o Terapeuta y tenés un llamado muy fuerte: tu vocación de servicio y ayudar a otras personas.

También tenés un proyecto online, porque así es tu ambición de llegar a más gente y lograr el mayor alcance posible para ayudar a la mayor cantidad de personas.

Manejás alguna Red Social, una Web. Tal vez trabajás el email marketing. Puede que ya estés haciendo transmisiones en vivo o que compartas tus conocimientos a través de artículos en tu blog.

Tu vocación de ayuda es muy fuerte, claro. Pero también tenés que pagar la luz, el agua y la suscripción a Netflix. Para eso, necesitás tener clientes. De lo contrario, todo ese proyecto se te va a tacho.

Te voy a ser claro: no sos una ONG de caridad. Un emprendimiento que monetiza, es un negocio. Uno que no lo hace, es un hobby.

Entonces, mi querida colega, hay que facturar. Y para eso hay que tener clientes.

Sé que este tema puede ser la bisagra para continuar o no tu proyecto online, por eso veamos juntos algunas claves de cómo lo podés hacer. Al final de este artículo te dejo un regalito.

 

¿Hablábamos de vender? ¿Y si generamos confianza primero?

 

 

Muchas veces, cuando querés vender un servicio, ponés todas tus energías en vender tu servicio (sí, parece un absurdo lo que te digo, ya sé).

Parada en esta creencia, es donde se cumple tu mayor miedo: convertirte en un “llame ya”. Porque solo pensás que difundir tu proyecto, tu marca, vos como profesional, se restringe a hablar sobre lo que vendés.

Y no, ese no sería el camino adecuado y no tiene mucho que ver con generar una estrategia de comunicación digital.

Por mi experiencia y lo que he aprendido, la energía debería estar, primero que nada, atraer audiencia, convertirla en seguidores para luego generar, por decirlo de alguna manera, una relación de amigos.

He ahí tu audiencia fidelizada.

Te lo resumo: para vender primero tenés que generar confianza. Para generar confianza, primer tenés que aportar valor.

Recordá que tus servicios se basan en acompañar a la persona en un proceso de transformación profundo: romper creencias limitantes, superar traumas, posibilitar cambios de paradigmas, etc.

Entonces, que te tomes el tiempo para que la persona te tome confianza, será fundamental

 

¿Cómo generás confianza?

 

 

Te pongo en situación: 

Supongamos que estoy suscripto a tu lista de correo. No sé nada de vos por 2 meses, no me aportás mucho valor por bastante tiempo y, de repente, me enviás un mail para que te compre tu programa o sesiones.

«Capaz está genial pero ¿quién sos?»

Las inscripciones, supongamos que me decís, cierran en 2 días.

«Seee, claro! como cerraban hace una semana atrás y los cupos eran limitados» (que ojo, eso funciona muchísimo. Pero siempre y cuando sea cierto) (y creéme, el usuario se da cuenta qué tan verdad es eso de que los cupos son limitados o la oferta va a subir de precio) (y acá cierro esta cadena de paréntesis) (amo los paréntesis ¿te lo dije?)

¿A qué voy con todo esto?

No es una estrategia muy amigable cuando te comunicás con tu audiencia solo cuando tenés algo para venderle. 

Como dicen en mi tierra: pan para hoy, hambre para mañana.

Una cliente de mi programa grupal, el otro día me planteó que se ponía mucha presión porque cada pieza comunicacional que creaba estaba orientada a la venta 😰. Esto, por supuesto, devenía en un bloqueo.

¿Te sucede lo mismo?

​Te planteo esto ¿Qué sucedería si le escribís a tus seguidores porque sí? 

No te me confundas, cuando te digo “porque sí”, no te estoy diciendo que hay que escribir por escribir sin una estrategia atrás.

Te hablo de comunicarte con tu audiencia para, justamente, eso: comunicarte.

Porque la comunicación, ante todo, es diálogo (no me canso de repetirlo).

Estamos muy acostumbrados a mediatizarla, a poner un aparato comunicante de por medio en donde yo emito un mensaje y el otro lo recibe (y acá me sale el Licenciado en Comunicación que estudió 4 años en la Universidad).

¡Basta de creer que la comunicación es unidireccional! ¡Basta de pensar que la comunicación es un aparato tecnológico!

Hoy día, como mega consumidor de información, la audiencia es muy inteligente. Así que no te confundas: la otra persona sabe cuando estás monologueando.

¡Ah! Viste que inteligente es tu seguidor: no solo sabe cuándo le estás vendiendo, sino que sabe cuándo no hay lugar para el diálogo. 

Te doy una noticia: vos también sos audiencia de alguien.

¿O te pensabas que siempre estás del lado del emisor?

Decime: ¿Acaso no agradecés cuando un referente te escribe regularmente aportando valor, dándote herramientas y soluciones para hacerte la vida más fácil? (¡Bueh! Laaaa vida, así como Laaaa Vida, no. Pero sí, aprender algo nuevo de él y que podés aplicar para vos en cierto momento)

Entonces ¿Por qué no comenzás a implementar en tu estrategia de comunicación eso que a vos te gusta recibir? 

Obvio que cuando estás en etapa de venta vas a enviar más mails, a subir más anuncios en Facebook, a generar, en resumen, mucho más ruido (por no decir: “hinchar un poco más las bolas”) (pero no lo vamos a decir porque no queda muy elegante).

Pero entre medio, procurá NO entrar en un silencio absoluto.

Si implementás una comunicación regular con tu audiencia, el día que quieras vender algo, la compra se dará mucho más fácil.

 

3 claves raras para generar confianza y posicionar tu marca online

 

 

No quiero entrar en detalles técnicos ni en otras estrategias que podés leer en este artículo, por ejemplo

Quiero hacer foco en tres aspectos que, a mi entender, son fundamentales para, no solo saber generar confianza, sino para poder entrar en el “radar” de tu audiencia: Planificar, tener paciencia y formación.

👉 Planificar tiene la ventaja que podés bajar a tierra tus objetivos, maximizar tu tiempo, establecer una hoja de ruta que te lleve a un lugar en concreto.

Por ejemplo: en 3 meses tener un infoproducto, en 6 meses tener una comunidad fiel, en 1 mes obtener 500 suscriptores, en 2 meses estar haciendo webinars.

Y no solo eso, planificar un calendario editorial que haga posible una constancia publicitaria de tu marca será fundamental para sostener el proceso (cuando te digo “constancia publicitaria” no hablo solo de “publicidad” en sí, sino mantener el aporte de valor de manera sostenida)

Planificar te da claridad y, creéme, tu público lo nota (y eso vende).

👉 Tener paciencia es algo de lo que se habla poco.

Sí, lleva tiempo fidelizar, posicionarte, generar confianza y autoridad. Puede suceder que ni bien comenzás tengas tus primeros clientes (de hecho, yo lo trabajo mucho con mis clientas en mis programas), pero sostenerte en el tiempo aumentará las chances de que tu negocio sea rentable (y pido disculpas por la mega síntesis que hago de todo esto. Un experto en negocios me mandaría, directo y sin escalas, a la mierda).

En lo personal, no creo en la instantaneidad de los resultados y esa historia de que al mes de comenzar ya uno está nadando en dinero. Miro bastante de costado cuando me prometen eso. He dicho.

👉 La formación te aporta una nueva mirada, te trae herramientas que no conocías, generás Networking porque conocés a mucha gente con la que podés generar colaboraciones y ¿por qué no? sacás ideas de cómo diseñar y ofrecer tus propios servicios.

Yo sé que como profesional estás acostumbrada a la formación constante en tu área. Eso está genial, pero ¿te pusiste a pensar que llevar un proyecto online implica que te formes en algunas tareas que sí o sí tenés que llevar adelante vos?

Porque si hablamos de comunicar tu marca, tu voz, tu autenticidad, eso que te hace ser lo que sos, no se puede delegar, por ejemplo. No sabés enfocar tu negocio, necesitás mejorar tu escritura, encontrar un nicho, cómo automatizar, entender las Redes Sociales, el mundo digital… son formaciones necesarias para que tengas claro el rumbo de tu estrategia de marketing, de comunicación y de negocio.

Cuando yo comencé a invertir fuerte en formación, siendo muy concreto en las especialidades que lo hacía y que sabía iban a hacer crecer mi negocio, mis ingresos comenzaron a triplicarse.

Sí, ya sé: formarte implica invertir. Y, perdón que te lo diga, pero si no invertís, no crecés.

 

Generá el contexto para que tu audiencia te compre

 

 

Cuando te digo de escribirle a tu audiencia porque sí y de aportarle valor, te estoy hablando de solo una parte del camino. Porque sería un problema si solo nos quedamos allí y no señalizamos el camino para que la gente vaya, llegue y compre.

Muchas veces tu público quiere tus servicios, quiere trabajar contigo, pero no le facilitás el camino para que lo haga.

La distancia que hay entre vender o no vender, muchas veces, la marca un simple botón de compra.

No voy a entrar en temas del miedo a vender, porque creéme que la solución es mucho más fácil de lo que se cree.

Clave: si aún tenés miedo a vender tus servicios solo pensá qué te duele más: el propio miedo a vender o el no poder cumplir con tu propósito (que puede ser ayudar a más personas, pagarte el estilo de vida que querés llevar, sentirte reconocida, etc.).

 

📌 Entonces, acá va, muy resumido, algunas prácticas sugeridas para comenzar a abrir puertas para que tu público adquiera tus servicios:

 

🌟 Cuando ofrezcas tus servicios, hacelo a público que te conozca. Un concepto fundamental que deberías incorporar es el de tráfico frío y tráfico caliente. El tráfico frío es el público que aún no te conoce y recién tuvo un primer contacto contigo. No sabe aún que vos podés cubrir esa necesidad.

Si vas a hacer un anuncio en Facebook, por ejemplo, que la gente se suscriba a tu lista de correo y se descargue un regalo.  Luego, por ejemplo, una vez que hayan adquirido ese material de valor, le podés ofrecer una llamada gratuita para vender tus servicios.

🌟 Si tenés un grupo o una Fanpage, podés hacer transmisiones en vivo. No entraré en detalles sobre Facebook Lives (lo podés ver mejor aquí ) Estas acciones te servirán para entrar en un contacto mucho más cercano con tu público porque estarás poniendo “el cuerpo”. Podés invitar a una llamada gratuita luego del live, para que la persona reserve día y fecha y allí presentarle tu propuesta de valor.

También podés crear una serie de Lives temáticos, que tengan un hilo conductor (por ejemplo: ciclo para madres con tiempo o cómo crear un plan de acción para emprender). Y en una serie de tres Lives tratás tres subtemas que engloben la temática. En cada live dejás un ejercicio o un material complementario. En el último, invitás a una llamada gratuita.

🌟 Webinars. Siguiendo con la idea, no vas a aprender todo lo que tiene que ver con webinars en este simple artículo, pero tenés que saber que te dan la posibilidad de abrir una gran puerta para que tu audiencia se convierta en cliente.

El ruido que genera hacer uno, dos o cinco, tiene no solo ganancias monetarias (porque darás la chance que te compren directamente tu programa o accedan a una llamada gratuita de venta) sino que generás ruido, ganás suscriptores y tu audiencia comienza a ver que realizás acciones concretas, serias y profesionales.

🌟 Una página de servicios clara: Esto te sirve cuando llevás tráfico a tu web y tenés una comunidad que navega por tu marca. Que las personas tengan la posibilidad directa de ver los servicios que ofrecés, que sepan que pueden lograr y que tengan un camino de salida para contratarte será clave. En general, yo recomiendo que si son servicios de ticket medio o alto, que tengan la posibilidad de que la persona te reserve una llamada gratuita.

 

 


GUARDÁ Y COMPARTÍ ESTE ARTÍCULO EN PINTEREST


 

✍ Te decía que era muy muy resumido porque cada ítem es, no solo un artículo en sí mismo, sino un curso en sí mismo.

Si querés seguir profundizado, accedé a la masterclass  gratuita “3 SECRETOS PARA CONVERTIR TU AUDIENCIA EN CLIENTES”  en este link.

15987

​3 SECRETOS PARA CONVERTIR
TU AUDIENCIA EN CLIENTES

Accedé ahora al WEBINAR GRATUITO