La vida en modo beta vs la vida en modo insuficiente

Con Naty, mi pareja, nos conocimos en el 2014. Desde entonces no hemos parado de hablar. Es una obsesión que tenemos.

El otro día estábamos paseando a Maitena y a nuestro perro Gaudí. Charlabamos sobre negocios y estrategias.

 

—Vos sos todo en modo borrador, prueba y error. Salís en modo beta y listo.

 

Lo mío si no está perfecto no sale nada. Pero ya me aburrí de tanta perfección.

Si espero a tenerlo todo perfecto no hago más nada. Sale así y listo— me dijo.

Al otro día, estaba todo hecho.

Hace meses que está por sacar un newsletter, simple, sin grande líos.

Pero bueno, viste que esto de la mapaternidad, los tiempos, los cambios y todo ese rollo, hace las cosas un poco más difíciles.

Algo que le llevó meses hacer, lo resolvió en una tarde.

 

Yo no soy nadie para dar consejos.

Todo me cuesta.

Nunca me vi como dueño de negocio y emprendiendo por las mías. Me costó horrores entenderlo, incorporarlo y hacerlo.

Hasta mis 30 años yo pensaba que la vida era salir a buscar un trabajo que no me gustase para cobrar a fin de mes e irme a viajar en mis vacaciones.

 

El salto de eso a esto, me ha costado mucha energía pero me ha dado mucha vida.

Y si una cosa aprendí es que el mundo seguirá girando haga o no haga las cosas.

 

Me iré envejeciendo tenga un trabajo de mierda o este negocio que amo. Lance o no lance mis servicios. Viva o no viva alineado a mi propósito.

Por eso no pierdo mucho el tiempo en esperar a que esté todo perfecto para hacerlo.

 

¿Me da miedo cagarla? A veces un poco sí.

¿Me da miedo saltar? Claro que sí. Siempre. Pero lo hago igual.

¿Lanzo mis servicios aun en modo beta? Sí. 

 

Sé que nunca estarán perfectos. 

Tengo la certeza de que siempre son lo mejor que puedo tener y hacer en el momento que me toca habitar.

 

Por supuesto que hay una vocecita ahí que me dice: 

—esto podría estar mejor. Aquello puede mejorarse. 

Claro que sí.

 

Pero esa vocecita, que es puro ego, no es capaz de ver todo lo otro que sí es muy bueno y, sobre todo, 

 

que será de gran ayuda para mi público y mis clientas, que, en mi negocio, son lo más importante.

Entonces, la pregunta para cuando estés esperando que todo esté perfecto para lanzar sería:

¿Quién soy yo para poner por delante mi ego y guardarme por pura vanidad y perfeccionismo todo lo que tengo para dar?



Para ayudarte en el salto es que están mis mails. Y lo que vendo claro. Que eso te enterás si te suscribís.

 

Suscribite y no solo te van a llegar mis emails cortos, diarios y entretenidos. También accedés a la clase: “Cómo ordenar las acciones de tu negocio y crear el contenido preciso que necesitás para vender mejor tus servicios”.

 

 
 
 
 
Al pulsar el botón tus datos registrados serán gestionados por Nicolás Marrero a través de WordPress, Active Campaign y su email info@nicolasmarrero.com. Tienes todo el detalle en la Política de Privacidad.

Etiquetas:

5 bloqueos que te impiden generar contenido y cómo superarlos

En esta clase gratuita trabajaremos cómo tranformarlos en acciones posibilitantes para que seas capaz de crear el contenido adecuado con seguridady soltura.

Este video de 10 minutos puede ser un antes y un después para vos

Al suscribirte a este evento, tus datos se gestionarán confidencialmente y en términos del apartado SEXTO, numeral 10 de mi política de privacidad, además, tus datos se alojará en los servidores de la empresa estadounidenses ActiveCampaign.