El otro día alguien me dijo (con cierto tono de indignación): “cómo puede ser que, siendo Community Manager, tengas mil likes en tu Fanpage”.
Y le respondí como hago siempre cuando se toca ese tema de que la gente quiere tener cantidades de miles de seguidores:
No es parámetro de éxito en una Red Social la cantidad de seguidores que tengas.


No hay que medir en seguidores sino en conversiones.


Está la fantasía de que si tengo 50.000 seguidores mis publicaciones van a tener un alcance enorme y que por eso voy a poder vender lo que sea que esté vendiendo.

Apuntar a la cantidad por sobre la calidad solo llenará el ojo de tu cliente o de ese seguidor que llegó por primera vez a Fanpage. Pero a mediano y largo plazo, afectará tu nivel de conversiones.

¿Por qué? Porque lo que vale en Facebook es la afinidad que tus seguidores tengan con tu página y tus publicaciones. 
Es el porcentaje de participación que tengas con tus publicaciones lo que te dará la pauta real si el público que te sigue es en realidad el público que, tarde o temprano, te va a pagar las cuentas.


A mayor porcentaje de participación, mayor posibilidad de generar conversiones.


Pensemos así: supongamos que tenés un negocio local de tablas de surf y estás en Mar del Plata. No hacés envíos de ningún tipo y querés que tu marca sea la referente en tu ciudad. ¿Qué será mejor? ¿tener 500 seguidores que vivan en Mar del Plata o 10.000 que sean de ciudades en toda Argentina, Brasil, Colombia y México?

Hay casos peores. En muchos sitios podés comprar seguidores. 1.000 fans cotizan entre 5 a 20 dólares.

Entonces podés pensar: “Ah bueno!!! Estoy salvado. Con una pequeña inversión tengo, en dos minutos, 10.000 seguidores. Quedo como un genio frente a mi cliente o el seguidor que llega a la página”

ERROR mi amigo. Esos miles de seguidores son, si no falsos, clicks que vienen de países de India, Sri Lanka o lugares de nombres extraños como Tumbuktu, Rondinesia o Islas Cook. Será gente (en el mejor de los casos) que nunca, pero nunca, va a interactuar con tus publicaciones ¿De qué te sirve todo eso? ¿Quién te va a comprar esas tablas de surf?

Si tenés seguidores falsos, incluso afecta tu posicionamiento en Facebook. Porque la relación que vas a tener entre la cantidad de seguidores y la participación en tus publicaciones será extremadamente baja. Entonces, la baja afinidad de tu Fanpage con tus seguidores hará que tus publicaciones no tengan peso, se muestren mucho menos y caigan en el olvido demasiado pronto.

Entrá acá si querés entender más sobre el posicionamiento en Facebook


Hay que apostar calidad de las relaciones y no a la cantidad de fans


No te olvides que para que tu marca comience a resonar en tu seguidor debés aportar valor, apostar al contenido de calidad y hacer crecer y mantener la relación con tus fans. Establecer lazos que se basen en ganarte su confianza para que te tengan de referente y experto en tu rubro.

✔ No le vendas una tabla de surf, dale motivos para surfear.

✔ No le digas que venga a surfear, inspiralo a que lo haga.

✔ No le insistas con que compre, contale tus experiencias.

✔ No quieras ganarte clientes a la fuerza, hablale de los que ya tenés.

✔ Conversá con quién te escriba de lo que sea. Que tu marca esté en el cotidiano de ese seguidor.

Cuándo él decida comprar una tabla de Surf, va a venir solito a vos. 

Entonces, de lo que se trata mi amigo, es que la persona que finalmente te va a comprar esas benditas tablas de Surf sea esa persona que te tenga vista desde hace algún tiempo, la que te sigue, te likea, te comparte y te comenta.

No te obsesiones por tener tsunamis de likes, no te centres con esa parte de los números. Si te toca tener 10.000 seguidores ganátelos uno por uno, en las buenas de la ley.

Recordá: más vale conversión en mano que cien likes volando (?)

¿Y vos? ¿Cómo te ganás a tu seguidores?

REGISTRATE Y DESCARGÁ GRATIS EL PACK

3 Claves para diferenciarte con tu mensaje y comenzar a impactar a tus lectores

15 herramientas digitales para Coaches y Terapeuras


x