Cuando hablamos de email marketing, pensamos en campañas de emails segmentadas, personalizadas y medibles. No es necesario que seas experto en marketing digital para entender sus funcionalidades y objetivos. Pequeñas y grandes empresas lo utilizan para posicionar sus productos, comunicar promociones o informar a sus clientes de nuevos lanzamientos.

¿Te pensabas que el email estaba muerto? ¡No! Hay una frase que dice: “En la lista está el dinero”. Sé que es muy gringa y fría, pero es real.

Tener una lista de suscriptores fuerte y bien segmentada es tener un capital poderoso donde la tasa de conversión de seguidores en clientes aumenta considerablemente (mucho más que cualquier Red Social).

Te podés decir: “Ah, no. Pero ya nadie mira los mails” ¡Wrong amiga Terapeuta!

Pensá un poco ¿Cuántas veces al día chequeás tu teléfono? ¿Cuántas de esas veces chequeás los mails que te llegan?

El email marketing está más vivo que nunca y si querés tener un éxito rápido y efectivo, es una de las mejores estrategias comunicacionales online que podés implementar.

La clave del email marketing es que te sirve de nexo para conectar todos tus canales en el ecosistema de comunicación. 

¿Eco qué?

A ver, no me voy a extender en este concepto, pero te lo digo claro: veo mucho Coach o Terapeuta con una Fanpage en Facebook tratando de vender sus servicios. Leo muchos mensajes de personas que me escriben diciendo que no pueden vender sus consultas, sesiones o programas porque no tienen muchos seguidores en Facebook o porque sus publicaciones tienen poca participación.

Una cosa te tiene que quedar en clara: con solo una Fanpage no le vendés ni al loro. Olvidate.

Facebook, lo repito por vez número mil, no es un fin en sí mismo. Debe estar pensado como un canal más dentro del sistema de comunicación de tu emprendimiento. De ahí Ecosistema de Comunicación.

Porque Facebook te servirá no solo para generar reputación online y generar comunidad (para esto, crear un grupo apuntado a tu nicho, es un gol de media cancha), también llevarás tráfico a tu Web y tus artículos del blog (un canal de comunicación). Además, podrás hacer campañas para llevar a las personas a que se den de alta en tu lista de correo.

A través de tu blog, si hacés un buen laburo de SEO (que yo de eso no sé un pomo) te vas a posicionar en Google (otro canal de comunicación) y te llegará más tráfico.

Bueno, pero no me quiero extender en este concepto.

Lo que tenés que saber, por ahora, es que el email marketing es el canal que atraviesa todo este ecosistema y que te servirá para generar confianza en tu suscriptor, autoridad como referente y fidelizarás a tus futuros clientes.

Claves de las campañas de email marketing

La clave de cualquier campaña de email marketing es la segmentación, un proceso fundamental que permite clasificar a los clientes según sus gustos, necesidades, características, etc.

Así que acá me corrijo: el dinero no está en la lista, el dinero está en la lista segmentada. Utilizando el email marketing se pueden dividir los contactos para mandarles emails lo más especializados y personalizados posibles, con información, regalos y hasta cupones de descuento.

Se trata de enviar el email adecuado a la persona adecuada en el momento adecuado.

Veamos cuáles son las ventajas de esta herramienta para que entiendas por qué es una de las tácticas más fáciles y eficientes para llegar a tus clientes:

Están dirigidas a tu público específico: los lectores y potenciales clientes que integran tu base de datos aceptaron recibir información sobre tu marca, productos y servicios. Esto es FUNDAMENTAL. Pensá que hoy en día, la audiencia es la dueña de elegir los contenidos a consumir.

Ya no existe eso de fumarse las publicidades en la televisión ni ver la comedia brasilera que te hacían mirar tus padres a la hora de la cena. Hoy elegimos qué es lo que queremos ver. Y en ese tren también se sube la elección de a quién seguir, a dónde suscribirse o qué leer.

Por eso, NUNCA, pero nunca, cometas el error de agarrar alguna base de datos de alguna cuenta de correo que tengas por ahí y sumar a la gente a tu lista de correo masivo para hacer email marketing.

Estarás enviando mail inadecuados a las personas inadecuadas en el momento inadecuado.

La persona debe elegir suscribirse a tu lista y debe tener el poder de decidir de darse de baja de ella. 

Son campañas de bajo costo: no requieren una gran inversión. Sus costos son menores que la publicidad tradicional y su alcance e impacto es mucho mayor.

Hay opciones gratis como Mailchimp o pagas como Aeweber o Active Campaign (yo utilizo esta última, es la mejor herramienta que hay en el mercado) (sí, ya sé: te lo digo así, como quien tiene la verdad en esas tablas de los 10 mandamientos; pero no, yo creo que es la mejor porque yo hiper segmento, elaboro estrategias de embudos y automatizaciones, y cosas recontra Nerds. Pero vos, para arrancar, con Mailchimp vas a ir muy bien)

Son fáciles de medir: es posible conocer cuál fue el comportamiento de los lectores al leer el email que enviamos. Podemos saber la efectividad del asunto, el contenido, el impacto de las ofertas o cuál fue el link más clickeado.

Tienen un alcance global: el email marketing es una estrategia que no tiene fronteras y te permite llegar a públicos nacionales e internacionales.

Tienen una alta tasa de conversión: como te decía al principio, la capacidad que tiene el email marketing para concretar ventas es bastante alta comparada con otras herramientas de marketing directo. Podés calcular con exactitud el retorno de la inversión (ROI).

Las campañas son asincrónicas: esta es una de las grandes ventajas del email marketing en comparación con las redes sociales: tus destinatarios van a poder leer tus correos cuando quieran y tengan tiempo.

¿Cómo podés captar las direcciones de correo electrónico de nuestros lectores?

Grabate esto: a esta altura del partido nadie (o casi nadie) se da de alta “Para recibir las últimas novedades”. ¡No, mi amiga Coach, estamos hasta el cuello de las últimas novedades en todos lados! Que Facebook, que Twitter, que mails de agencias de viajes a las que nunca nos suscribimos, que el whatsapp, que esto y lo otro.

El usuario, cada vez, tiende a reducir el impacto de la sobre información. Y no se te va a suscribir con ese discurso que lo tiene ¡hasta acá!

Por eso, para que lo haga hay que regalarle algo. Sí, nada es gratis en la vida.

Seguro a esta altura ya te apareció una caja para que te registres a mi web a cambio de dos ebooks ¿no? Bueno, de eso te hablo. Yo te doy algo a cambio de tu email. Estamos intercambiando.

Entonces ¿Qué le podés regalar a esa personas? ¡Puf! ¡Tantas cosas! Ebooks, checklist, audioclase, un video, una app. De todo. Pero siempre que vaya alineado con los que vos ofrecés y que la persona se lleve una experiencia, en tamaño chiquito, de lo que pueden conseguir con vos.

Por ejemplo, si sos Coach nutricionista, tal vez que le regales un ebook de “3 pasos para controlar la ansiedad oral” le puede servir si realizás talleres grupales para que las personas dejen de comer en piloto automático y tengan consciencia plena a la hora de la ingesta.

 Lo que vos ofrecés va alineado con tu propuesta de valor y con lo que precisa tu cliente ideal.

FACEBOOK ADS + LEADS

Entonces ¿Qué tiene que ver todo esto con Facebook?

Mucho y te explico por qué:

Estamos acostumbrados a ver en Facebook un lugar para llegar a más público, crear comunidad online y hacer que nuestra marca gane reputación online. Eso está muy bien y está fuera de discusión.

Pero ¿qué pasa si la utilizamos como un canal para hacer que los usuarios se suscriban a nuestra lista de correo?

No te estoy hablando de hacer una pestaña en tu Fanpage con una lista de suscripción. Por mi experiencia, eso casi no funciona porque como usuarios no solemos visitar las páginas de quienes seguimos, sino que interactuamos a través de lo que aparece en nuestro muro.

Lo que te hablo es crear campañas específicas para captar suscriptores a través de la publicidad en Facebook (Facebook Ads).

No quiero entrar en detalles técnicos sobre cómo armar estos tipos de campañas porque esto amerita un post entero, pero los tipos de campañas que te hablo son específicos para crear conversiones de usuarios de Facebook en suscriptores a tu lista de email.

No te estoy hablando de pagar en Facebook para crecer en likes, ni para que compartan tus publicaciones ni para generar mayor interacción. No. En este caso es apuntar con los anuncios específicamente a que el publico se suscriba a tu lista de correo.

Recordá que el éxito en Facebook no es cuántos likes tengas sino la cantidad de conversiones de seguidores en clientes que puedas generar.

Facebook cuenta con millones y millones de usuarios y si te dedicás a segmentar apropiadamente, podés encontrar a tu público ideal que encuadre con lo que vos estás ofreciendo.

Puede que pienses: “pero yo no tengo dinero para invertir en publicidad”. Aquí está lo maravilloso de esto: no necesitás invertir demasiado para tener éxito. Yo me gasto entre uno y tres dólares diarios con resultados asombrosos (Si pensás, eso es lo que te sale un café o un ticket de bus. Te cuesta menos que una caja de cigarros, una cerveza en el bar o una entrada al cine).

Siguiendo esta estrategia he tenido algunos números que hasta a mi me han sorprendido:

En nicolasmarrero.com he llegado a captar 2.827 suscriptores en cinco meses. Esto ha sido la estrategia base de mi Fanpage y en la cual he basado casi todos mis esfuerzos: establecer una base de suscriptores e interactuar con ellos vía email.

En mi otro emprendimiento online, Letras de viaje, hace cuatro años que lo tengo y ha ido mutando con el tiempo. A principios de Octubre comencé una estrategia fuerte de trabajo con mi lista de suscriptores.

Elaboré un ebook descargable y comencé a hacer campañas en Facebook con solo un dólar por día. La lista, que había comenzado con poco más de 150 suscriptos aumentó a 922 hasta el día de hoy (30/11/16). Es decir, en dos meses tuve 772 suscriptos y he gastado menos de 60 dólares.

Con algunos de mis clientes hemos comenzado a desarrollar esta estrategia utilizando Facebook como embudo para atraer suscriptores: con GabrielaH en dos semanas captamos 348 suscriptores y con Pame pudimos captar 1.545 suscriptores dos meses.

conversiones-pame-post

Conversiones en Facebook de Pamela Quezada

gabriela-conversiones-post

Conversiones en Facebook de Gabriela H

 

lista-letras-de-viaje-post

Mirá todo lo que creció la lista de Letras de Viaje estos dos meses ¿No te gustaría algo así?

Estos son solo algunos números que quería que vieras pero a esos números hay que siempre ayudarlos con generar contenidos que le brinden soluciones a tu público.

Recordá que el REY de todo esto es el contenido de valor y de nada servirá ser super masivo, tener miles de seguidores y suscriptos si no te preocupas por fidelizarlos.

Bueno, ahora vendría la parte de venta. La sección en la que te digo: “Hola! yo este servicio lo ofrezco y podés verlo acá” Pero no, no te lo voy a decir. Quiero que pienses en lo que acabás de leer y analices qué es lo que estás haciendo para generar más visibilidad a través de tu Ecosistema de comunicación.

¿Qué paso te falta dar para comenzar a trabajar el email marketing que tu emprendimiento merece?

REGISTRATE Y DESCARGÁ GRATIS EL PACK

3 Claves para diferenciarte con tu mensaje y comenzar a impactar a tus lectores

15 herramientas digitales para Coaches y Terapeuras


x